LA VULNERABILIDAD DEL CANDIDATO: “TODOS SOMOS CANDIDATOS”

Estamos atravesando momentos difíciles para todos, trabajadores, empresas, autónomos,…. Vivimos últimamente con la espada de Damocles sobre nuestra espalda, ya que la sensación que predomina es la incertidumbre más absoluta sobre nuestro futuro profesional. El que no está porque ya no está, el que está porque puede dejar de estar en cualquier momento. La cuestión es que de una manera u otra parece que es difícil encontrar algo a lo que aferrarse y nos permita descansar de este desgaste al que estamos sometidos.

Soy consciente, por mi trabajo, de que hay un talento inmenso tratando de averiguar qué hacer y cómo reorientarse para seguir adelante. Pero también doy fe por experiencia, de la falta de tacto, humanidad y porque no, profesionalidad, con la que se sienten tratadas muchas de estas personas por parte de nuestro sector.

Tengo que decir que en mi opinión sólo se predica con el ejemplo, que el papel todo lo aguanta y más cuando se trata de vender servicios, pero que la realidad es bien distinta de la buena voluntad.

Entre hacer las cosas bien y hacerlas mal, muchas veces sólo hay cinco minutos de diferencia y el resultado es radicalmente distinto. En nuestro negocio hay dos piezas clave: El Cliente y el Candidato, y tan importante es el uno como el otro. Igual que obtienes compromisos con el primero y los cumples, obtienes compromisos con el segundo y los tienes que cumplir con la misma diligencia y seriedad que con el primero.

Uno de los aspectos que más me ha sorprendido en esta etapa como Headhunter ha sido la respuesta que he ido teniendo por parte de los candidatos ante mi seguimiento hacia ellos a lo largo de los procesos que hemos ido compartiendo. He recibido mails y llamadas de verdadero agradecimiento ante mi trato hacia ellos, casi exagerado desde mi punto de vista, teniendo en cuenta que para mí es lo normal, no lo concibo de otra manera.

Y francamente, no lo entiendo, nosotros somos meros intermediaros de captación de talento, que nos es poco, pero no más que el talento que tenemos sentado enfrente de nosotros y que es quien nos va a permitir terminar nuestro trabajo con éxito y quien además en un futuro se puede convertir en nuestro generador de negocio a través de su recomendación. Y también hay que tener en cuenta que todos hemos sido candidatos y lo seremos más veces a lo largo de nuestra vida profesional y solamente esto último debería hacernos reflexionar: “no hagas a los demás lo que no te gustaría que hicieran contigo”.

Comments (5)

  1. Ana tu comentario se ajusta a la realidad de quienes hemos decidido servir y que como contrapartida recibamos un beneficio, más o menos, que más da, es el enfoque que tienes de la vida que marca la diferencia de tus competidores, ni mejor, ni peor, haces que este digno trabajo sea tu pasión y por lo consiguiente, lo disfrutes.

    Te felicito por lo que vienes generando y por lo que sabes inspirar como líder.

  2. Hola Ana,

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, el candidato es tan importante como el cliente, a fin de cuentas es un cliente potencial a largo plazo. Es una pena que haya tantas malas prácticas en recursos humanos. Creo que también se debe a que la mayoría de los procesos de selección son realizados por personas no profesionales del área, sino por los propios gerentes de las empresas. Yo también me he dedicado a selección de personal aunque ahora estoy en búsqueda activa de empleo.

    Este tema que has tocado es recurrente en mi blog, me tomo la libertad de compartir contigo uno de esos posts: http://mariagmerino.blogspot.com.es/2012/06/seleccion-20-haz-el-amor-y-no-la-guerra.html
    Mucho ánimo con tu blog y con tu trabajo :)

    Un cordial saludo

    • Hola María,

      Muchas gracias por tu comentario. Me he metido en tu Blog y he leído algunos de los artículos que tienes en él, me han gustado un montón, y comparto completamente todos tus planteamientos

      Espero que tengas mucha suerte en tu búsqueda de empleo y que encuentres el lugar perfecto donde aportar todo tu valor!!

      Un saludo

Responder a Carlos Mautino - Cancelar respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>